Saludos Cordiales

Escribí este ensayo, Inquisición y Libertad, después de una experiencia espontánea muy especial y reveladora. Súbitamente pude tomar plena conciencia de una profunda disociación psicológica que cargamos desde hace miles de años como Humanidad. Por un lado, nos impacta la ira, la venganza y la crueldad encarnadas en la figura ególatra de los inquisidores y déspotas, con una inmensa capacidad de odio y aniquilación inexistentes en el reino animal, y por el otro constatamos el amor, la sabiduría y la nobleza de seres humanos que han iluminado nuestra tortuosa senda evolutiva.
Buscamos comprender esa persistente paradoja que se niega a desaparecer, cómo nació en nuestra evolución la violencia del ego primitivo con su miseria, egoísmo y barbarie, cómo hemos descendido a un verdadero infierno de la conciencia, a las profundidades más lóbregas, a los abismos de la más espantosa locura y al mismo tiempo haber conquistado las elevadas cumbres de la realización espiritual humana. Inquisición y Libertad es el fruto de esa exploración.

“Leer, releer y sobre todo asimilar la obra de Gustavo ya es en sí mismo un ejercicio que va amplificando la comprensión y la consciencia”

– Ramiro Calle –